dimarts, 23 de setembre de 2008

Lost. Season 4.





Espectacular, genial, sorprendente son tres de los muchos calificativos que se podrían poner a esta cuarta temporada de LOST, que a diferencia de las precedentes consta tan solo de catorce episodios (según parece debido a la huelga de guionistas). No voy a desvelar nada del contenido (no quiero ser aguafiestas), pero os puedo asegurar que esta es para mi la mejor y la más intensa temporada de las hasta ahora emitidas, tal vez sea que por la propia naturaleza de la serie ya que cada temporada tiene que estar por fuerza situada a un nivel superior que la precedente ampliando así nuestro campo de conocimiento de lo que sucede.Qué pocas cosas sabíamos y que ingenuos éramos al final de la primera temporada!! cuando se nos pusieron los pelos de punta al ver que salía una luz de la escotilla... . Durante los cuarenta minutos que dura cada episodio de esta temporada (que pasan como un suspiro) no hay cuartel para el espectador, que queda hipnotizado en su sillón ante tanto talento, dinamismo y brillantez de guión. Como siempre se van desvelando misterios pero al mismo tiempo surgen otros y nuevas preguntas cuya respuesta esta en las otras tres temporadas que faltan para que concluya esta serie que ya ha sido calificada de "culto" y que tiene en su haber diversos premios (no es para menos). Sin embargo en esta temporada se hace incapié especialmente en los flash-forwards, fórmula iniciada en el inquietante último episodio de la tercera temporada, cuando encontramos un Jack barbudo gritándole a Kate que debían regresar a la isla.... y que nos aportan un poco de luz al embrollo en cuestión (a la vez que muchas sombras en forma preguntas). También hay momentos en los que la serie nos plantea nuevas teorías como los viajes espacio-tiempo, que se unen a otras surgidas en temporadas anteriores como los seis grados de separación o la predeterminación de nuestros destinos, a la vez que nos aporta nuevos datos sobre la naturaleza mágica de la isla. En fin, acción a raudales, emoción, cosas que son lo que no parecen y parecen lo que no son, muuuuchas sorpresas (¿¿¿quién es el muerto de la caja??) y misterio que forman un cóctel del que uno no se puede despegar. En enero de 2009 empieza la penúltima temporada en USA (la quinta) y muchos ya estamos tachando los días que faltan para saciar nuestra sed de LOST.